La nueva planta de depuración cloacal, ubicada en Mar del Plata, exige ciertos parámetros ambientales y de calidad para los efluentes vertidos. En este sentido, la Municipalidad de Mar Chiquita y su ente regulador, Obras Sanitarias de General Pueyrredón, acordaron colaborar para reducir la generación comercial e industrial y promover buenas prácticas.

 

En temporada alta, el sector comercial e industrial de Mar Chiquita generan mucho volumen de líquido cloacal, por esto, entre las acciones en conjunto se propuso: capacitar por una producción limpia, asesorar para la construcción de cámaras sépticas y desgrasadoras, fiscalizar y controlar el sistema de tratamiento de efluentes.

“Tenemos que lograr que los comercios traten las aguas para reducir la cantidad de grasa y aceites. Si mejoramos la calidad de los afluentes, no tendremos problemas sanitarios y ambientales” indicó el Subsecretario de Higiene y Bromatología, Vet. José María Etchepare.

Participaron de la reunión, la vicepresidente de OSSE, Ing. Viviana Bolgeri, el Subsecretario de Producción y Desarrollo Local, Sergio Mansilla y el Subsecretario de Higiene y Bromatología, Vet. José María Etchepare.