A fin de gestionar y comercializar el residuo reciclado por los vecinos costeros, la Municipalidad de Mar Chiquita adquirió una enfardadora. En principio, se utilizará para compactar plásticos y cartones. De esta manera, permitirá optimizar el volumen y agregar valor para su posterior venta.

 

La maquina fue adquirida con fondos gestionados ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. “Estamos muy contentos, cerramos otra etapa del circuito de separación en origen. Ahora, contamos con herramientas para optimizar su comercialización” indicó la Secretaria de Turismo y Ambiente, Lic. Flavia Laguné.

“El dinero que se recauda es destinado a las establecimientos escolares del partido. En este sentido, a principios de agosto, la Escuela Primaria N°8 recibió los fondos obtenidos con la comercialización del primer camión con residuos clasificados” recordó Laguné.

La separación de residuos en Mar Chiquita es una realidad que avanza. El compromiso de todos los costeros permite ayudar al ambiente, a nuestro partido y a las instituciones de la comunidad.