Se ubicaron en puntos estratégicos para un mayor control del predio y mejorar la seguridad del espacio deportivo de General Pirán.